Ya no es obligatorio el libro de visitas de la Inspección de Trabajo

28 septiembre 2016

La Orden ESS/1452/2016, de 10 de junio, por la que se regula el modelo de diligencia de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, publicada en el BOE el pasado 12 de septiembre, ha eliminado de manera definitiva el Libro de Visitas de la Inspección de Trabajo, tanto en formato papel como en formato electrónico.

Dando cumplimiento al mandato de la Ley 23/2015, de 21 de julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, a partir de ahora, es la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la obligada a documentar y dejar constancia de las actuaciones inspectoras realizadas en las visitas a las empresas o en las comparecencias de estas en las oficinas de la Inspección.

Los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, y los Subinspectores Laborales, cuando realicen las visitas a los centros de trabajo o realicen las pertinentes comprobaciones por comparecencia en dependencias públicas, extenderán diligencia en el modelo oficial publicado en la Orden, reflejando en ella las materias o aspectos examinados y demás incidencias concurrentes.

Dichas diligencias deberán ser conservadas por un plazo de cinco años. Igualmente, los Libros de Visitas en formato papel que se venían usando en los centros de trabajo, han de ser conservados por el mismo plazo, a contar desde la fecha de la última diligencia realizada.